La importancia del video marketing

Si ya era importante el video en las campañas, ahora es más importante que nunca integrar el video en la estrategia de marketing. Las estadísticas hablan por sí solas.

El video en redes sociales genera 1200% más acciones que el contenido de texto e imagen combinados.
El 55% de las personas prestan mucha más atención cuando visualizan videos, que con todos los demás tipos de contenido.
Incluir videos en las páginas de destino puede aumentar las tasas de conversión en un 80%.

La integración de videos en la estrategia de marketing  requiere más que simplemente subir un video a YouTube. Una buena planificación y ejecución, garantizarán que los proyectos de video obtengan los resultados deseados. Así que vamos a ver unos puntos importantes a tener en cuenta.

Determinar el alcance

El primer paso para implementar cualquier cambio es establecer metas. Investigua un poco y determina exactamente el contenido de video que te gustaría integrar en tu estrategia. Deberás decidir qué tipo de contenido de video estás creando, con qué frecuencia te planteas crear contenido de video y cuánto quieres invertir en la creación de dichos proyectos de video.

Empieza poco a poco

Comienza con contenido de video que se adapte a la audiencia más grande y al mínimo denominador común. Un anuncio de video corto o una bienvenida a tu web o presentación de un producto o servicio suele ser un gran comienzo y no te debería requerir demasiado esfuerzo o dinero.

Publícalos en tu sitio web

Incluir videos en tu sitio web es un muy buen recurso para atraer a los visitantes de inmediato. Como mencioné anteriormente, puede aumentar las tasas de conversión en un 80%, lo que generará más clientes potenciales o ventas para tu empresa. Además, los visitantes de tu web pueden esperar encontrar presentaciones de productos o información sobre lo que hace tu empresa. El contenido de video garantiza que todos tus visitantes aprovechen al máximo la visita a tu sitio web.

Incluir videos en correo electrónico

Piensa un momento cuántos correos electrónicos recibes a diario. La inclusión de un video en tus campañas de difusión de correo electrónico garantiza que el destinatario reciba el mensaje deseado de una manera cómoda. También puedes generar visitas y reproducciones notificando a tus suscriptores de correo electrónico que has publicado un nuevo video que podría interesarles.

Optimización para dispositivos móviles

Más de la mitad de todos los videos se ven en dispositivos móviles. Ten esto en cuenta al planificar la creación y distribución de tu contenido de video. Si deseas que se vea tu contenido, optimiza tus videos para la visualización móvil.

Los videos con forma cuadrada funcionan especialmente bien en la mayoría de los dispositivos móviles, así que investigua y ten en cuenta factores como este cuando presentes tu estrategia de marketing de video.

Haz videos en vivo

El video en vivo es más importante que nunca. Hay un valor increíble en “hacerlo en vivo” y puedes aprovecharlo para crear contenido duradero para los espectadores posteriores. Las transmisiones de video en vivo te permitirán participar e interactuar en tiempo real con tu audiencia. También puedes generar un montón de comentarios en torno a anuncios y/o actualizaciones importantes.

Presentaciones de productos

Si quieres vender un producto o servicio específico, utiliza videos que presenten el producto o servicio o el uso del mismo, facilitando así la labor de los usuarios. Una utilidad de venta increíble es usar contenido de video en Amazon u otra plataforma de comercio electrónico.

Reseñas y opiniones

Normalmente solemos mirar las reseñas y las opiniones de otras personas antes de adquirir los productos o servicios. Muchas marcas ya hacen esto al encontrar personas influyentes que estén dispuestas a compartir con sus redes su opinión sobre un producto.

El video está creciendo enormemente, por lo que tiene sentido incorporarlo lo antes posible. La audiencia está preparada y lista para recibir contenido tuyo. Es hora de darle a la gente lo que quiere. ¿A que estas esperando?